RADIO TOPATUMBA, presenta: "El diario de Adán y Eva" de Mark Twain

  14-11-2020

19:30 H.
Teatro el Albéitar ULE
Artes escénicas

Entradas (8 €): a partir de quince minutos antes del comienzo en la  taquilla del teatro
50% de descuento: Comunidad Universitaria, previa presentación de carné  universitario y DNI


Ficha técnica:

Actores:
Flor Saraví
Germán Fabre

Dramaturgia*:
Martín Miguel Vaamonde

Dirección:
Martín Miguel Vaamonde

Producción:
Radio Topatumba


*Textos originales: “Extractos del diario de Adán” y “El diario de Eva” de Mark Twain.


Radio Topatumba:

El proyecto Radio Topatumba surgió en el año 2008 cuando creamos “Creo que creo en lo que creo que no creo” un espectáculo en formato radial con textos de Oliverio Girondo. De hecho, Topatumba, es un palabro del universo Girondiano. Nos dio tanto placer el proyecto en sí mismo y el efecto que producía en el espectador que decidimos seguir investigando y produciendo otros materiales y autores utilizando este esquema que mezcla la poética, la cercanía, el despojo y el andar por casa. Desacralizando, divirtiéndonos, devolviendo valor a la palabra, diciendo lo escrito para jugar a meternos por un rato en un mundo otro.
Queremos seguir con esta línea, fantaseamos con hacer decenas de paseos en forma de espectáculo, tenemos los cajones llenos de papeles sueltos esperando que les llegue el turno, guiñándonos un ojo cómplice.
Abrimos el cajón, lo miramos, nos costó decidir con quién seguíamos y casi por ansiedad tuvimos que elegir a tres: Eva, Twain y Adán.
Por eso, Radio Topatumba, emocionado, presenta su segundo espectáculo “El diario de Adán y Eva” de Mark Twain.
La idea es llevar este “programa” a espacios no-convencionales, e intentar llegar a gente que de otra manera tal vez no se acercaría al autor.
Y claro, siempre iremos a por más.
Y claro, como diría Mark Twain “Las acciones hablan más alto que las palabras, pero no tan a menudo".






Mark Twain:

Samuel Langhorne Clemens, estadounidense, más conocido como Mark Twain, fue un periodista, escritor y humorista estadounidense que nació en Florida, el 30 de noviembre de 1835 durante una de las visitas del cometa Halley. Llamado por William Faulkner “el padre de la literatura americana”, Twain escribió más de 500 obras, comenzando su carrera como tipógrafo, y viajando de una ciudad a otra y de imprenta a otra. En 1862 comenzó a trabajar como periodista en el Territorial Enterprise de Virginia City (Nevada) y, al año siguiente, comenzó a firmar con el seudónimo Mark Twain, que en el Mississippi significa dos brazas de profundidad (el calado mínimo necesario para la buena navegación).
Pero sus visiones críticas contra el racismo, el esclavismo y otros temas sociales conflictivos truncaron la vocación periodística; fue mediante sus relatos y novelas con las que finalmente obtuvo reconocimiento, siendo conocidas hoy en día sobre todo Las aventuras de Tom Sawyer (1876) y Las aventuras de Huckleberry Finn  (1884), considerada esta última por muchos como “la gran novela americana”. A pesar de su inmenso éxito como escritor, varias malas inversiones y el engaño de sus editores lo obligaron a sobrevivir a base de dar conferencias por todo el mundo. Se casó con su gran amor, a quien estuvo cortejando por carta durante un año, y tuvo con ella cuatro hijos, aunque tres de ellos murieron antes que él, al igual que su esposa.
 Fue reconocido mundialmente durante los últimos años de su vida, y recibió el doctorado Honoris Causa por la Universidad de Oxford (Inglaterra), en 1907. Murió el 21 de abril de 1910 en Nueva York, tal como había vaticinado, al regreso del Halley.



Acerca de Adán, Eva y Twain

Los temas bíblicos de la creación del mundo y del hombre obsesionaron a Twain durante toda su vida de escritor. Es constante la referencia en sus relatos, cartas y anotaciones a trabajos que estaba desarrollando, o proyectos que planeaba, con la intención de reunirlos en una magna obra dedicada a los escritos bíblicos. Mark Twain conocía muy bien la Biblia, como lo demuestra la gran influencia que tuvo en toda su obra, pero en estos relatos sobre el Antiguo Testamento encontramos también las huellas de su propia vida: El diario de Adán y Eva se convierte en un tierno y emocionado recuerdo de su mujer, Olivia Langdon, que había muerto un año antes de su redacción. En todos estos relatos está presente, como factor unificador, el vigoroso humor de Mark Twain, con su estilo sencillo, directo, ácido e irreverente, y la misma actitud franca y vital en defensa del ser humano cuyas debilidades y pretensiones ridiculiza.
Escritos originalmente en dos piezas, que posteriormente Twain expandió, revisó y fundió, El diario de Adán y Eva es un claro ejemplo del sentido del humor de su autor y de sus observaciones sobre la naturaleza humana, retratando a Adán como un hombre cuya máxima ambición es dedicarse a no hacer nada, pero cuya curiosidad le domina una vez estimulada por su mujer, y a Eva como una mujer inquieta que quiere comprender todo aquello que le rodea y tiene la necesidad de compartirlo con cualquiera que le escuche, lo que inicialmente le limita a su indiferente compañero.



Sinopsis:

El hilo conductor es un supuesto programa de radio, llamado Radio Topatumba en el que en esta ocasión se presenta y representa “El diario de Adán y Eva”. La narración se va alternando con cortinas musicales, tandas publicitarias y comentarios que acompañan el humor y el ingenio de Mark Twain.



¿Por qué “El diario de Adán y Eva” de Mark Twain?

Este texto explora el comienzo de comienzos. El hombre, la mujer y sus diferentes formas de ver el mundo.
Escribir este texto, de esta manera, sería una incorrección en esta época. Más de 100 años atrás Twain nos regala este juego, inacabado, imperfecto, extraordinariamente travieso y consigue hechizarnos.
Salimos entonces al rescate de un lado íntimo del autor que va más allá de su obra, que no intenta ser su obra, que de hecho escribe como homenaje, como ejercicio, desde el dolor por la muerte de su esposa.
Sin pensar en nosotros, sin quererlo, Samuel Clemens nos da la llave para que entremos a su alma desde la cocina, nos deja verlo de entrecasa, sin pretensión de obra y tal vez por eso mismo creando genialidad.
¿Cómo podíamos negarnos a seguir su juego?






Quiénes somos?

Flor Saraví
(Buenos Aires, Argentina, 1971)

Es actriz, directora y formadora teatral. Licenciada como actriz en la Escuela Nacional de Arte Dramático de Buenos Aires, ha participado en numerosos montajes teatrales: “Cartas a Delmira”, nominado como mejor espectáculo en los premios Estrella del Mar 2001-, “Beckett.Uno” de Samuel Beckett, “La Dama Duende” de Calderón de la Barca y “Lluvia en el Raval” que fue estrenado en el Festival de Otoño 2006, entre otros.
Formó parte del elenco estable del Teatro San Martín de Buenos Aires y de la Comedia de la Escuela Nacional de Arte Dramático de Buenos Aires.
Ha recibido varios premios: Mejor actriz en el Festival Internacional II Cone Sul Teatro-Pelotas-Brasil-, Mejor actriz en el III Festival de Teatro Contemporáneo “Siglo XXI” Barajas. España-, Mejor actriz en el 3er Festival de Teatro “Radio City” Valencia-España, Mejor actriz de reparto en el XIV Festival “Villa Real de Navalcarnero” y Mejor actriz de reparto en el II Festival de Teatro Contemporáneo “Siglo XXI” Barajas.
Durante seis años formó parte de la Compañía Ron Lalá como ayudante de dirección y entrenadora de actores.
Imparte cursos de Interpretación aplicada al hecho poético y es convocada habitualmente a participar en lecturas de diferentes autores en la Biblioteca Nacional de España y diversos centros culturales.


German Fabre
(Entre Ríos, Argentina, 1976)
 
Actor formado en la Escuela Municipal de Arte Dramático de la ciudad de Buenos Aires, participa actualmente de las puestas Bla, bla, bla y De Motu Proprio. Y en los últimos 22 años en mas de 25 diferentes puestas; entre ellas: Pilotos y paraguas, La confesión, Fragmentos de un velatorio, Desde el hueco, La historia de llorar por él, El príncipe rapaz, Mejor en silencio (Premio mejor actor del certamen: Victoria 1993, Argentina), etc.
Dirige: La Gluten Free Company, cuya opera prima: De Motu Proprio, ha ganado el premio del público en el Festival de Roquetas de 2011.
Además de la actuación, también trabaja como asistente de dirección y couching de actores.

 
Martín Miguel Vaamonde
(Buenos Aires, Argentina, 1971)

Actor, productor, director y dramaturgo español de origen argentino.
Radicado en España desde el año 2000.
Graduado en Dirección Teatral en la ESAD de Buenos Aires, ha incursionado en las artes del espectáculo desde casi todos los aspectos. Como gestor cultural, ha sido creador, programador y productor de la Fiesta de la Cultura en la Calle en Rivas Vaciamadrid en el marco del Foro Social Mundial de las Migraciones y coordinador del Festival Iberoamericano de Teatro Contemporáneo de Almagro. Como director teatral ha llevado a cabo más de veinte montajes teatrales, tanto en España como en Sudamérica, ganando varios premios nacionales e internacionales. Como autor ha escrito ocho piezas, seis de ellas estrenadas, y realizado adaptaciones de otras siete, y trabajado como dramaturgo en espectáculos de danza contemporánea y aérea. Ha dictado diferentes talleres y seminarios.
Como actor ha participado en varios montajes, y obtenido el Premio al Mejor actor en la XI Fiesta internacional de Teatro de Caracas y participado en muchos otros festivales, entre ellos el Festival de Otoño de la Comunidad de Madrid.




Otros eventos relacionados