AULA DE TEATRO DE LA UNIVERSIDAD DE BURGOS, presenta: “Solo hay una vida y en ella quiero tener tiempo de construirme y destruirme”

  03-05-2019

21 horas
Artes escénicas

Invitaciones: media hora antes de la función en taquilla



SOLO HAY UNA VIDA Y EN ELLA QUIERO TENER TIEMPO DE CONSTRUIRME Y DESTRUIRME.
Adaptación de la obra de PABLO FIDALGO LAREO.

INTRODUCIÓN

El Aula de Teatro de la Universidad de Burgos, nace en 1997, pocos años después de la creación de la propia universidad burgalesa. Desde entonces se ha ido desarrollando un proyecto para encontrar su espacio, y ver en que facetas del hecho teatral podía aportar algo a la comunidad universitaria y a la ciudadanía.

Una de las ramas que se desarrolla dentro de la actividad del Aula es la producción teatral por medio de su Grupo Estable de Teatro, que complementa la actividad formativa en materia de artes escénicas, tanto a nivel cultural, estético, humanístico, como a nivel de compromiso con la sociedad y atendiendo a las tendencias y estilos que marcan los tiempos actuales. De ahí, unas propuestas escénicas que se salen de los parámetros “comerciales” o de teatro de consumo y ocio, ahondando en la búsqueda de nuevas vías de comunicación escénica que conmuevan al hombre de hoy.

El momento actual de nuestra sociedad con grave crisis política, social, económica y de valores no nos deja indiferentes, considerando que como colectivo artístico estamos obligados a ser sensibles con nuestro entorno y desde la escena ser vehículo del reflejo de la realidad con diferentes visiones, para poder articular un diálogo, desde el punto de vista artístico, con los espectadores, que hagan reflexionar o por lo menos tener conciencia de lo que está sucediendo y dónde y cómo nos posicionamos.

Para llevar a cabo esta idea nos fijamos en textos de diversos autores que tienen interés suficiente por sus puntos de vista sobre temas de actualidad y por su forma innovadora de entender la representación teatral del siglo XXI. Por otra parte, en cada proyecto escénico emprendido por el Aula se tiene en cuenta no sólo el fondo de lo que se quiere transmitir al público, sino la forma de establecer esa comunicación, que en la mayoría de las veces son formas alternativas a la convencional de “a la italiana”. Cada espectáculo tiene su propio espacio escénico.

La mayoría de los componentes del grupo de teatro del Aula son universitarios, jóvenes que se preparan lo mejor que pueden para competir con otros jóvenes, seguramente igual o mejor formados que ellos, para encontrar un trabajo de acuerdo a sus aptitudes y que les permita desarrollar un proyecto de vida. Ahora llegan las preguntas ¿Cuántos lo conseguirán? ¿Qué legado les estamos dejando a nivel social, político; e incluso humano para que puedan realizar sus sueños? ¿Por qué van a tener que pagar una deuda heredada, que ellos no han producido, pero que va a marcar sus vidas durante gran parte de su existencia?... así podríamos seguir pregunta tras pegunta. Pero nos queda la más importante ¿Y ellos, los jóvenes que tienen que decir al respecto, qué piensan?¿Estamos dispuestos a escucharles?. Como se dice en el propio montaje, esta es una obra para mayores de 30 años; es decir, para los responsables directos tanto de la educación de estos jóvenes como del tipo de sociedad en la que estamos inmersos, injusta, insolidaria, corrupta, egoísta e hipócrita.

Dar voz a estos jóvenes que van a ser los que en un futuro próximo llevarán las riendas de su vida, pero también el del pulso de la sociedad de su momento, creando los cimientos del mundo futuro para los que serán sus hijos. No es solo tratar del eterno problema generacional, sino toda una concepción del mundo que nos ha llevado al siglo XXI desprotegidos ante las constantes amenazas de quienes en la sombra mueve los hilos construyendo un mundo donde el individualismo impera frente al valor del bien común y los valores éticos y morales que nos hagan comprometernos para construir un mundo más justo.

Bajo estos parámetro nos enfrentamos al bello texto de Pablo Fidalgo Lareo: Solo hay una vida y en ella quiero tener tiempo de construirme y destruirme. Según sus propias palabras en otro texto del mismo auto "La vida de un hombre solo tiene sentido inscrita en el tiempo, /Pensando que hubo otros antes y que habrá otros después". El cuerpo y la memoria. La necesidad de vivir la vida de los demás. La obra forma parte de una trilogía en la que reivindica en su piezas la palabra poética, la memoria y los nombres entendidos como una forma de dignidad y de reconocimiento de los otros.


EL AUTOR: PABLO FIDALGO LAREO

Pablo Fidalgo Lareo (Vigo, 1984) ha escrito el libro La educación física (Pre-textos, 2010), elegido por El Cultural como uno de los cinco mejores libros de poesía publicados en 2010 en España. En 2012 gana el Premio Injuve de poesía por el libro La retirada. Ha publicado el libro de artista El tiempo de las tragedias absurdas (Fundación Cuña-Casasbellas, 2012). En 2013 publica Mis padres: Romeo y Julieta (Pre-textos). Sus textos para la escena están publicados en el volumen Autobiografía de mi generación (MARCO, Vigo, 2014).
Sus textos han sido recogidos en varias antologías, y han sido traducidos a distintas lenguas. En Portugués ha publicado Só ha uma vida e nela quero ter tempo para construir-me e destruir-me (Ciclo Panos, Culturgest, 2015, traducción de Francisco Frazão) y Os meus pais: Romeu e Julieta (Averno Editora , 2015, traducción de Manuel de Freitas). En Argentina ha publicado la antología Contra mí vivíamos mejor (Ediciones Neutrinos, 2014) y O estado salvaxe. Espanha 1939 (Ediciones Neutrinos, 2015).
Desde 2004 hasta 2013 formó parte del colectivo La tristura. En solitario ha creado las piezas escénicas O estado salvaxe. Espanha 1939 (2013), y Habrás de ir a la guerra que empieza hoy (2015). Su trabajo ha sido presentado en España, Portugal, Italia, Francia, Alemania, Polonia, Cuba, Guatemala, México, Uruguay, Brasil, Argentina y Chile. Con Cláudia Dias ha creado, dentro del proyecto Sete anos, sete peças, Segunda Feira (Estreno en Febrero de 2016, Munchner Kammerspiele, Munich). Su pieza para adolescentes Só ha uma vida e nela quero ter tempo para construir-me e destruir-me, ha sido puesta en escena por Ana Borralho & Joao Galante. En Abril de 2016 estrenó junto a ellos Allez mourir plus loin (HumaintropHumain, Montpellier).
Ha sido artista residente en diferentes centros de creación como Centro CIA (Buenos Aires), Centro Cultural Vilaflor (Guimarães), SOMA (México DF), Centro Dramático Galego (Santiago de Compostela), Aula de Danza de la UAH-La Casa Encendida (Madrid), Cal Estruch (Sabadell), Centro Párraga (Murcia), Azala (Álava) L’animal a la esquena (Girona). Ha estrenado piezas en colaboración con los artistas Miguel Bonneville (¿Qué hacen a estas horas los coroneles?, 2014), Fon Román (Persona non grata, 2014), Uxía P. Vaello (Quiñones/Vaello, 2014) y Estefanía García (La democracia, 2009).
Para el Museo de Arte Contemporáneo de Vigo ha coordinado los ciclos Resistencias (2011) y Material memoria (2013-2014). Ha comisariado el ciclo El grado cero del teatro. Reescribir la historia desde la escena (Alhóndinga Bilbao, 2014). Dirige Escenas do cambio. Festival de Inverno de teatro, danza e arte en acción (Cidade da Cultura, Santiago de Compostela), desde su primera edición en 2015. Vive y trabaja en Lisboa.



LA OBRA. SOLO HAY UNA VIDA Y EN ELLA QUIERO TENER TIEMPO DE CONSTRUIRME Y DESTRUIRME.

En el prólogo al texto que hace Eduardo Pérez-Rasilla dice "oscila entre el espectáculo y la asamblea, entre la confidencia y la proclama política, entre el recuerdo y la agitación. El coro de la tragedia es ahora un coro de voces jóvenes que reclaman a sus mayores un lugar en el espacio público y también en el espacio íntimo". Pérez-Rasilla hace una buena descripción del espíritu de la obra. Es un grito de rebeldía de los jóvenes ante el mundo que les hemos dejado. Es un canto a la dignidad humana, al derecho de todo ser humano a labrarse su porvenir a construirse como persona. ¿Pero les hemos preparado para ello?

La obra de Pablo Fidalgo, que forma parte de del proyecto Tres poemas dramáticos, fue un proyecto  de una pieza teatral que le invitaron a escribir para adolescentes en Portugal. Posteriormente formó parte del ciclo Panos 2015 del teatro Culturgest Lisboa. Aunque fue escrito para adolescentes, una revisión del texto nos confirma que prácticamente la totalidad de la obra sigue siendo vigente para los jóvenes (no solo adolescentes) españoles de nuestros días. Su grito, su denuncia, su falta de perspectivas, su busca de identidad y su lucha por una dignidad cuestionada sigue más vigente que nunca. Solo algunos parlamentos han sido eliminados por reiterativos, o porque ya no reflejaban las inquietudes de los jóvenes componentes del elenco del grupo de teatro del Aula. Sin embargo, han sido añadidos algunos fragmentos de la obra: Años 90, nacimos para ser estrellas, texto de Celso Giménez y de Pablo Fidalgo, cuando éste formaba parte de la compañía La Tristura.

Dos de los componentes del grupo ya han pasado la época en los que se les podía denominar jóvenes, así que en realidad pertenecen a la franja a la que va dirigida la obra, y nos pareció oportuno darles voz también. Son hijos de una época marcada por la caída del muro, las torres gemelas, la Movida, etc. Empezaba toda una generación de jóvenes muy bien preparados a los que se les prometió un gran futuro. La realidad fue muy distinta, pero esa generación es la que ahora es responsable, en gran medida, de la situación actual. Su frustración es la que están heredando los jóvenes de hoy. Esa dicotomía, y a la vez ese paralelismo entre los años 90 y los actuales, ese enfrentamiento de generaciones nos parecía muy revelador y enriquecía nuestra propuesta escénica.

La escritura de Pablo Fidalgo Lareo concibe la poesía como un proceso, como un proyecto para experimentar y compartir. Este hermoso poema dramático en forma de largo monólogo se convierte en un poema coral de jóvenes que reivindican su lugar en el mundo de una manera sencilla y directa.  



GRUPO ESTABLE DEL AULA DE TEATRO DE LA UBU

No perdemos de vista el objetivo formativo de esta actividad, tanto a nivel cultural, estético, humanístico y comprometido con la sociedad y atendiendo a las tendencias y estilos que marcan los tiempos actuales. De ahí, unas propuestas que se salen de los parámetros “comerciales” o de teatro de consumo y ocio, ahondando en la búsqueda de nuevas vías de comunicación escénica que conmuevan al hombre de hoy.
En noviembre de 1997 vio la luz el primer montaje realizado en el Aula, El rey Juan, de W. Shakespeare. Desde entonces se han estrenado:
•    El rey de la máscara de oro, dramatización del cuento de Marcel Schwob.
•    La gitana Celestina, de Alfonso Sastre.
•    Roberto Zucco, de Bernard M. Koltés.
•    Mane, Thecel, Phares, de Borja Ortiz de Gondra.
•    Ecos y Silencios, de varios autores a partir de la exposición fotográfica Éxodos de S. Salgado.
•    Me duele el mundo, basada en el teatro Canzone de Giorgio Gaber.
•    La Confesión, de Walter Manfré.
•    Carta de ajuste, basada en Escrituras Subnormales, de Manuel Vazquez Montalbán.
•    Guor, de distintos autores recogidos en el volumen Textos contra la Guerra.
•    Contra viento y marea, de distintos autores con dramaturgia de Fernando Melgosa.
•    Construyendo a Verónica, de Jerónimo Cornelles, Jaime Policarpo, Patricia Pardo y Alejandro Jornet.
•    Marjane, versión de la novela gráfica Persépolis, de Marjane Satrepi.
•    Grietas sobre Venus, de varios autores como Carlos Marquerie y Angélica Liddell.
•    De cómo el señor Mockinpott consiguió liberarse de sus padecimientos, de Peter Weiss.
•    UTA. Unidad de Trastornos Alimentarios. De varios autores con dramaturgia de Juan Luis Sáez.
•    Es así como nunca termina de ocurrir, espectáculo para calle inspirado en Las reglas de urbanidad en la sociedad moderna, de Jean-Luc Lagarce.
•    Contra la democracia, de Esteve Soler.
•    Contra el progreso, de Esteve Soler.
•    ¿Quién eres? ¿De dónde vienes? ¿A dónde vas?, de varios autores con dramaturgia de Juan Luis Sáez sobre la idea de Pablo Canosales ¿Qué se esconde tras la puerta?.
•    "Ya no volveré", con dramaturgia de Juan Luis Sáez sobre textos y fragmentos de obras de distintos autores sobre la emigración. 2018.
Los montajes son estrenados en la Muestra de Teatro Universitario que el Aula de Teatro organiza, habitualmente en el mes de abril.




Otros eventos relacionados